Me da igual como vivía el dueño de Megaupload

Veo con sorpresa como en general se va a por todas contra Megaupload. Todos hemos visto fotografías de su propietario y denuncias del lujo con el que vivía y que ahora sirven de armas para atacar su negocio. Hipócritas. Algunos nos quieren hacer sentir culpables por utilizar un servicio con lo que dicen, enriquecemos un lunático. Nos quieren hacer creer que, aparte de ser malos y malvados por mirar series sin pagar, enriquecemos un vividor. Que si mansiones, que si helicópteros, que si fiestas … Hipócritas.

Hipócritas porque son los mismos que hablan de Apple sin tener en cuenta las denuncias demostradas que dicen que sus productos los fabrican, al menos en parte y según información de Business Insider hace una semana, niños de 13 años que cobran 70 céntimos el hora para trabajar su 16 cada día. En este caso no habría que hacer reflexiones? Ni criticar su valor en la bolsa? Ni lo que ganan los accionistas? Y podría hablar de más empresas.

Hipócritas porque otros nos están haciendo la vida imposible con primas de riesgo e informaciones financieras pero aún no he visto ninguna fotografía de las casas con piscina, los coches, aviones y barcos de los directivos de nuestros bancos y cajas. En este caso no nos enseñan la opulencia de los que mandan y adoctrinan para que escojamos una alternativa legal y ética? Que existe, ¿eh?

Y hipócritas porque nos venden como delincuentes y no tienen ni idea de lo que hablan. Porque si quiero ver una serie americana no tengo ninguna alternativa legal. Tengo que buscar una web y encontrar la versión original subtitulada, o no, que alguien ha colgado. En lugar de criticar la industria y hacerles ver que si quisieran podrían comerse el mercado van a por el consumidor. Y nos hablan de alternativas que hoy por hoy hacen reír. No diré nombres de servicios a los que podemos acceder desde casa, pero no tenemos un Netflix aquí. Servicio americano, por cierto, que si quiero usar, pagando religiosamente una cuota, tengo que hacerlo ilegalmente, engañando haciéndoles creer que me conecto desde allí y no desde Barcelona. Lamentable. Como siempre. Y así.

Mientras yo, ya que me han presentado el fundador de Megaupload, aprovecharé la ocasión para darle las gracias. Gracias Kim Dotcom. Sin ti no habría podido ver muchas series justo después de que hubieran salido en Estados Unidos. Sin ti no habría podido ver otras de las que los directivos de televisiones de aquí no quisieron comprar los derechos, pensando que no interesarían. Me da igual si tenías una mansión o si pagaste los fuegos artificiales de Auckland el fin de año del 2011. De verdad que me da igual. El problema no es tuyo. Si las cosas fueran como tienen que ir no habría tanta polémica.

Ahora bien, como siempre, la culpa es nuestra, que somos unos delincuentes. Una vez más.